Nuevo siglo, mismo plan

“Nuestra actualidad exige ciudadanos del siglo XXI, individuos creativos, emprendedores, críticos, competentes en las tecnologías, autónomos, con altas dotes sociales y con una enorme responsabilidad en la sustentabilidad ambiental”.

Sin embargo, los planes educativos siguen siendo los mismos que en el siglo pasado, basándose en contenidos que, si bien funcionaron en cierta época, ahora están fuera totalmente del contexto del siglo XXI, esto, por lo tanto, está creando individuos incapaces de desarrollarse en la época actual, por no mencionar la futura, alejándolos cada vez más de formar parte de una era de cambios sin precedentes, en continua transformación.  

Las llamadas reformas educativas actuales solo son un maquillaje que encubre los planes educativos existentes, que, dicho sea de paso, en nada favorecen los avances y el crecimiento que una sociedad moderna realmente necesita.